sábado, 24 de enero de 2009

JIGGING EN BENIDORM (1a parte)

Una jornada excepcional de pesca de jiggin en un entorno privilegiado como lo es Benidorm,ciudad del levante español reconocida mundialmente por su climatología excepcional durante todo el año asi como sus servicios turisticos, y algo mas…
Habiamos quedado la noche antes en vernos a las 6.30 de la madrugada el el pueto de Santa Pola donde tengo amarrada mi embarcación "Suky" una Starfisher 34 que esta equipada con dos
volvo 260 electronicos y ques nos iva a permitir realizar el trayecto hasta Benidorm que dista del puerto base en unas 30 millas en menos de hora y media.


Una vez en Benidorm buscamos una barra que hay en una zona de fondo variado posidonia, rocas y era una buena barra de mas de tres milas de longitud y a 50-60 mts de fondo El mar en principio estaba bastante calmado aunque la prevision era de fuerza tres, cuatro a primera hora y bajando a dos tres a medio dia.
Empezamos a pescar al jigging a las 8.00con equipos ligeros y picaron algunas lecholas tipicas de esta epoca del año, santi nos demostro su habilidad a la que nos tiene acostumbrado con esta especie y es que tiene un movimiento de muñeca que siempre es el primero en coger las lecholetas, a pesar de no ser la especie que buscabamos estuvimos un rato divirtiendonos y realizando la captura y suelta de estos ejemplares pues pocos dias antes habiamos repetido la misma pesca y ya teniamos suficiente en casa. Poco a poco el tiempo fue empeorando y a las 10 entro un viento de levante que no nos permitia seguir pescando pues el barco tiene mucha obra muerta por el fly y nos vimos obligados a cambiar de modalidad de pesca. En ese momento empezamos con el curri de fondo pero por mas que probamos no tuvimos suerte, mas de 4 horas, un par de tocadas de fondo marino o como jose lo llama "un par de peces roca", hasta las dos de medio dia hora en la que nos dimos un pequeño tentempié.
Justo tomando el café, y si digo tomando el café y es que no tiene por que estar reñido salir a pescar y no hacer las cosas como dios manda pues no hay comida que se precie sin un buen café . ¿por que no cuidarse?. Paro el viento y justo en esos momentos me fije en la carta del ploter y vi que estabamos cerca de un seco o subida que marcaba la carta y nos decidimos en vista del poco éxito del curri y que e l tiempo ahora parecia si permitirlo volver a ponernos manos a la obra con los jiggs. Sabiamos que esos fondos tenian posibilidades por lo que no queriamos arriesgar y usamos material del resistente, las cañas eran dos Fin-nor ahab 20 lb y una patton ugly-styck de 20-30 lb. Los carretes dos fin-nor ahab 20 lb. y un carrete fin-nor off shore este ultimo aunque es mas especifico para curri de cebo vivo tiene unas prestaciones que le permiten casi todo tipo de pesca si se trata de grandes ejemplares. El hilo era dyneema Halfa de 40 lb. un trenzado de espectaculares resultados tanto por su resistencia como por su durabilidad, es un hilo que se amortiza sin duda pues puedes usarlo durante un largo periodo de tiempo con combates continuos y no sufre desgaste alguno,para los terminales usamos fluorocarbono hi-seas de 60 lb. unas seis brazas y por ultimo queriamos probar unos jiggs largos que habiamos comprado una semana atrás y que tenian una pinta sensacional fuera del agua, eran los braid tantrum y que posteriormente demostrarian su altisima eficacia.
Una vez dispuestos sobre el seco que subia de 70 metros hasta 42 y viendo lo que parecia una buena bola de pescado que por su color intenso prometia muy buenos augurios empezamos a jigear con mas esperanzas que realidades, cuando subitamente la puntera de la caña de Jose y después de haber subido unos diez o quince metros se sumergio en el agua violentamente provocando la sorpresa de todos, comezo a bombear sin parar y a recoger progresivamente sin dar cuartel al animal y temiendonos que fuera un buen mero no deseabamos que se enrocara como nos habia pasado en anteriores jornadas. Poco a poco fue ganando metros al animal hasta que finalmente nos mostro primero un par de bocanadas de burbujas que no aclaraban mucho su procedencia, para finalmente enseñarnos un precioso lomo de color añil intenso, sin duda se trataba de un bonito ejemplar de Denton que subia con la vejiga completamente fuera por la velocidad de la subida, con ayuda del gancho y procurando no estropear el trofeo lo cojimos de las branquias y finalmente lo subimos a bordo, dio un peso de 8.750 kgrm.
Publicar un comentario