martes, 16 de marzo de 2010

(I entrenamiento)CAMPEONATO MUNDIAL DE PESCA DE ALTURA 2010 EGIPTO


Por fin después de dos semanas tengo un segundo para escribir acerca de este evento, el cual viví en primera persona. realmente mas que escribir prefiero narrar con imágenes, pero debo pensar en que muchos de los que leen este blog desearan saber algo a demás de las imágenes .Empezare los prolegómenos y este post contara la primera parte " los entrenamientos" .

La oportunidad de participar en un mundial de pesca es algo grande. Evidentemente el ambiente es impresionante, en esta ocasión éramos 18 equipos distintos de países con una gran trayectoria en estas competiciones como Francia, Italia, Méjico, Alemania, Grecia, Kuwait, Arabia Saudita o el propio Egipto. El escenario fue en el mar rojo, concretamente en la zona turística de El Gouna esta zona está en la parte mas civilizada de el mar rojo egipcio, cerca del aeropuerto de Hurghada. El viaje fue vía Milán por razones de trabajo, pero mis compañeros fueron vía Barcelona con una escala en Cairo. Una vez allí alquilamos tres barcos, uno por equipo (fuimos 3 equipos españoles) y estuvimos tres días de charter entrenado y conociendo la zona. fue toda una experiencia, recordé las letras de Nicola en su reportaje de Agosto sobre Egipto, y en esta ocasión describía perfectamente lo que nos encontramos, y me refiero al charter, barcos cómodos por sus dimensiones pero lentos, muy lentos, que además hacen lo que quieren como si no escucharan las suplicas de los clientes. no perder de vista el detalle de el muelle y los norais, dan fe de lo escrito
Por lo visto es algo generalizado, los barcos son grandes y confortables, el tamaño mínimo es de 16 metros, realizados en madera, con tres o cuatro camarotes y dos baños, salón, tv, cocina, lo que aportan un gran peso y estabilidad pero le ponen un solo motor, supongo que por ahorrar, por lo que no puede correr como es lógico mas de 8 o 9 nudos de este modo las distancias de un spot a otro se hacen interminables, además por miedo a embarrancar no se acercan a las subidas de coral que es donde esta el pescado, ya que una avería con u barco de un motor es naufragio seguro, lo cual nos provoco agudizar nuestro ingenio y no pensar en zonas concretas de pesca sino en travesías de pesca, algo factible solo en esta modalidad de pesca puesto que si hubiéramos venido a pescar al jigging lo llevaríamos claro. Las jornadas de entrenamiento se sucedieron sin pena ni gloria, algún animalito mas bien pequeño y un capitán coñazo que por agradar no nos dejaba pescar a nuestro modo. Los egipcios insistían que allí se pesca a alta velocidad, esto es un curri de mas de seis nudos pues al estar las aguas tan claras el pescado grande ve el engaño a velocidades bajas y que teníamos que pensar en artificiales muy grandes y que profundizaran mucho, el problema es que para el campeonato estábamos obligados a un máximo de 50 lb. y esas velocidades con artificiales grandes de pala grande tipo las man de mas de veinte centímetros era casi una misión imposible, ellos decían que también pescaban mucho con cucharillas extragrandes, algo que posteriormente nos confirmarían los ganadores el campeonato con la medalla de oro al cuello. Para haceros una idea el entorno y los barcos es como viajar a la España de los años sesenta. imagen de la tienda del puerto

Nosotros ya lo sabíamos y marchamos preparados, llevamos sonda y gps portátil pues de antemano sabíamos que no se usaban mucho, y así fue, tuvimos que organizarnos la vida de modo que a pie de popa teníamos nuestra sonda y nuestro plotter, para por lo menos saber a que fondo a que velocidad nos movíamos. En fin todo un reto que lamentablemente durante los dos primeros días no dio prácticamente ningún fruto salvo alguna que otra bacoreta que de mala gana pasaría de los tres kilos, peso mínimo para puntuar en la competición. La depresión empezaba a rondar por nuestras cabezas , nuestros compañeros confirmaban nuestros temores pues aunque más que nosotros , pescar, pescaron pero nada que justificara aquella odisea. Las noches resultaban para mi lo mejor, barco parado y fondeado en mitad de ninguna parte, abarloado al otro equipo español que nos acompaño durante todo el viaje, España C,( grandes tipos por cierto) calma chicha, olor a comida caliente, alguna cervecita, y a contar anécdotas y preparar el día siguiente con mucha ilusión. La ultima noche fue toda una anécdota pues el capitán intento engañarnos y liarnos para sacarnos mas dinero y hacer como que nos llevaría a un sitio donde “de verdad” había pescado solo por "un poco mas" el nivel de caradura era alucinante por lo que yo que le había prometido escribir un articulo con su nombre y demás detalles del charter para que la gente lo contratara no pienso dar del tipo mas detalles por hacerle realmente un favor. El marinero fue sin duda lo mejor de aquella trevesia, un tipo trabajador y buena gente.
Bien, el caso es que después de deliberar mucho llegamos a la conclusión de que le dieran un poquito por la popa con un popper., el capitan a cambi nos privo de cocacola aquella noche y dijo que se habia acabado, y con toda la poca verguenza del mundo luego el andaba por la borda con una cola en la mano .
De modo que a la mañana siguiente nos volvíamos a puerto con una travesía de tres horas por delante y con el animo mas bien hundido, cuando neptuno quiso regalarnos dos piezas preciosas, una llampuga de tamaño ya digno que trajo al barco Abraham y luego un wahoo de mas de 23 kilos capturada por Cristobal, pieza poco común por sus dimensiones y que según el capitán nunca había visto de tal tamaño.

Este hecho nos animo y nos hizo encarar los días siguientes y ya en el campeonato con otro animo, para lo que sin duda sirvio estos dias fue para que 5 capitanes empezaramos a pensar como 5 pescadores y para conocernos...




Publicar un comentario