martes, 14 de diciembre de 2010

CAÑA CURRICAN DE FONDO


Muchas son las visitas de pescadores a este y otros blogs que están buscando información de como se realiza el currican de fondo, o de cual es el material mas apropiado. Una de las búsquedas mas frecuentes en el blog es acerca de la caña. ¿Que caña usar para currican de fondo?. Estas preguntas me las realizan ademas muchos compradores de mi tienda de pesca online www.fishing-discount.com pues no tiene claro que caña comprar o por como saber por cual decidirse. a la hora de iniciarse en por esta modalidad. Todo esto me ha llevado a pensar en desarrollar  los dos próximos posts.

Primero hay que saber diferenciar bien cual es el uso que realmente le vamos a dar pues habitualmente nos encontramos con dos generalidades bien definidas. 



1er caso:

Pescador nobel o experimentado que dependiendo de la época del año usa el equipo para una pesca o para otra indistintamente (currican de superficie o currican de fondo en ambos casos costero), y que realiza un currican de fondo relativamente ligero, esto es con dacron plomado o con monel pero nunca pescando a mas profundidad de 25 o 30 metros y que monta carretes manuales de 25 a 50 libras máximo, que por norma general saca piezas de máximo 15 kilos en los mejores casos.



2do caso:
Pescador experimentado que o bien con downrigger o bien con carrete eléctrico pesca a mas de 40 o 50 metros de fondo donde espera capturar grandes ejemplares y que para esta pesca utiliza un equipo especifico no multidisciplinar por las necesidades concretas del material y sus exigencias.




 Hoy analizaremos el primero de los casos y a lo largo de la semana analizaremos el segundo.

En el primero de los casos las necesidades son:



Una caña de dimensiones entre 1,60 m. y 1,80 m. el blanc que es como se llama a la vara de la caña en sí, deberá ser flexible, esto es de acción media o blanda , para que se disfrute en la acción de pesca cuando realizamos el currican de superficie costero buscando llampugas que no sobrepasan el kilo, pero que también puedan pelear contra las ocasionales bacoretas  de 10 o mas kilos que también se capturan en el currican costero. El material puede variar dependiendo del presupuesto, pudiendo escoger entre fibra de carbono o fibra de vidrio, aunque para la pesca de currican costero ambos son validos y nos harán pescar por igual. Una caña con cruceta de aluminio es básico para que la podamos fijar firmemente en nuestro tintero del barco y no se mueva durante la acción del currican y que a la vez nos sirva para hacerla firme en nuestro cinturón de combate llegado el momento. Además requiere un grip, mango o agarre preferentemente grueso para que podamos coger firmemente la empuñadura de la caña durante la pesca, y forrado con un material que permita su perfecto agarre y no se deteriore con el sol o el agua salada, este material preferentemente suele ser espuma de E.V.A. de alta densidad.
Una parte fundamental es el mecanismo donde se hace firme el carrete, que para este tipo de pesca es necesario  que sea de aluminio anodizado, esto es un material firme, inoxidable, ligero y duradero que permite que el carrete realice toda su fuerza de acción con el único apoyo de esta pieza y no se rompa con el paso del tiempo. De ahí pasamos a las anillas, o rodillos mejor dicho. En el mercado hay muchas de marcas colores y modelos bien diferentes. Las más caras y conocidadas por su calidad son las Stuart, Fuji y las Aftco, reconocidas y valoradas por los mejores pescadores merced a sus buenos resultados, pero también es cierto que en el mercado hay un gran numero de competidores sin grandes marcas que fabrican rodillos que para la pesca costera funcionan igualmente bien. Lo mas importante en nuestro caso es que el rodillo sea de cerámica, pues este material se funde a altas temperaturas, mas de 1200º lo que nos garantiza que por mucho calor o fricción que imprima el nylon o en nuestro caso el dacron plomado o el monel, no acabara desgastándolo o rompiéndolo. Sin embargo deberemos estar siempre bien atentos a los golpes en seco, pues la porcelana se puede lascar o partir convirtiéndose en una cuchilla afilada capaz de cortar sin inmutarse el hilo mas grueso, incluso el cable de monel sin dudarlo. Si se diera el caso bastaría con sustituir la polea o rodillo por una con la cerámica nueva que las hay en el mercado.
Los rodillos deberán ser aproximadamente seis existiendo por norma general tres tipos distintos según el trabajo que realizan, el primero que es de acción doble por estar situado en primer lugar es el que canaliza la acción del hilo el el momento de la salida en acción de pesca así como es el que mas cerca esta del carrete en la acción de recogida , luego están los intermedios que ayudan a la salida o entrada del hilo y apoyan la acción de pesca sobre el blanc de modo que amortiguan los embites y cabezazos del pescado en su batalla por la libertad, y por ultimo esta el rodillo de la puntera o final de la caña que también es diferente al resto  y es el que mas sufre por sus necesidades durante la pesca. Resumiendo lo mas importante es que se cumplan las premisas de poder pescar tanto en currican de superficie como en currican de fondo por lo que es imprescindible  y fundamental rodillos de cerámica, también un fuerte mango de E.V.A. con terminacion en cruceta preferentemente de aluminio, y de una acción media o blanda para disfrutar de todos los tipos de pesca que regularmente nos encontraremos en la vida de la caña. A partir de ahí hay muchos tipos y variedades en el mercado, yo evidentemente aprovecho la oportunidad para recomendar las cañas que tengo en stock y que muchos pescadores y amigos atestiguan su calidad. Se trata de las cañas de Juli marca nacional que importa cañas a medida de nuestras necesidades, incluyendo la premisa del precio. En concreto para esa pesca hay dos modelos idóneos:

.- El modelo Juli Bickerton 165 ctm, 30lb.- 50 lb.
.- El modelo  Juli Rubi 180 ctm. 20 lb.- 50 lb.
Cañas muy testadas y probadas por nuestros pescadores y que dan mucha batalla, siendo conscientes de que hablamos de cañas de gama media. No podremos exigirles la calidad del carbono pero tampoco lo pretendemos por el precio que pagamos, ni lo notaremos con las capturas de nuestros mares en el currican costero.


Publicar un comentario