martes, 21 de diciembre de 2010

COMO CONSERVAR LA MANDIBULA DE UN PESCADO

 

Si, y digo bien "conservar" y no disecar, pues no se puede considerar disecar a este proceso. Se trata de conservar un trofeo de un pescado especial por cualquier motivo personal, aunque evidentemente el principal suele ser la capatura de un tamaño record.  El primer paso es el de hervir bien hervido el pescado, para este proceso solo utilizaremos la cabeza. Una vez bien, bien hervida durante un tiempo aproximado de una hora, separaremos todo resto de carne o piel bien identificable, hasta quedarnos solo con los huesos. 
                                                                                 


 



Llegados al punto en el que solo tenemos huesos deberemos identificar 8 huesos bien definidos en todos los pescados que conozco ( Denton, Sama, Corbina,Palometon, Mero, etc.) Esos 8 huesos se dividen principalmente en los maxilares (Dos superiores y dos inferiores) pintados de azul oscuro y de gris en mis graficos, y en los de base y accion dos superiores y dos inferiores pintados de azul claro y de negro. Una vez identificados estos huesos se separan del resto, pudiendo tirar sin miedo cualquiera que no sea de estos ocho elegidos.        
                                                                                                      Una vez realizada la selección se secaran al aire libre durante unas horas para posteriormente darles un baño a cada uno de los huesos por separado en una solución de agua oxigenada de alta concentración. Esta solución se puede pedir en las farmacias, ojo, es altamente abrasiva y puede quemar la pie por lo que aconsejo utilizar guantes. Se deja durante unos minutos el hueso en la solución y esta se encarga de corroer y limpiar cualquier resto de grasa o carne que quedara. además consigue blanquear de modo efectivo la dentadura, pero ojo, no excederse en el tiempo o acaba escamando y destrozando los propios huesos como muestra la imagen ampliada. Una vez concluido en proceso, al cual podemos ayudar con un pincel (ojo que luego tendrás que tirar) pasaremos a introducir el huso tratado en una solución de agua limpia para detener definitivamente le proceso de actuación del agua oxigenada, dando entonces un periodo de 24 horas de secado natural de las piezas.
Luego se montan como la imagen, utilizando como pegamento el pegamento de pistola de calor, muy practico si se sabe utilizar, pues aporta de modo rápido un volumen similar al que ocupaban los cartílagos y necesario a su vez para que los huesos cuadren. Una vez encajadas ambas mandíbulas por separado parte superior por un lado y parte inferior por otro y dejadas que sequen y enfríen bien se procederá a unirlas para lo que yo primero preparo con papel de periódico una cama o ayuda para que luego la superficie de contacto al pegado no sufra movimientos o desplazamientos involuntarios y permitiendo otros puntos de apoyo que no sean exclusivamente el del pegado. Una vez firme y pegada las dos parte se puede sacar el papel y presentar la mandíbula perfectamente montada y soportada sobre si misma sin mas ayuda.  para finalizar se le debera dar una base de barniz que no amarillee con el tiempo, yo utilizo barniz en espray , ques es comodo y limpio, pero debo darle varias pasadas con paciencia para que no gotee 
                                                                                                                     . El ejemplo esta ilustrado con una boca de palometon, y las imagenes con mandibulas de dientes como perros son los conocidos dentones, no en vano ese nombre. Como podéis observar en estas mandíbulas tan bien quedan las grandes como las pequeñas así como las distintas variedades, os enseño el ejercicio con denton, mero o palometon. El caso de la barracuda merece un post solo para el pues es una mandíbula apasionante. Algún día os lo presentare con sus espectaculares resultados.

Publicar un comentario