viernes, 14 de octubre de 2011

COMO SE PESCA EL MARLIN





Como se pesca:
El marlín blanco se pesca cerca de la costa entre los cincuenta y los ciento veinte metros de profundidad, a pocas millas de la costa, a velocidad de 8 a 10 nudos de media y con entre cuatro y seis cañas caladas, cubriendo un espejo de agua desde los quince metros del barco hasta los sesenta aproximadamente, dejando entre cinco y diez metros de distancia de uno a otro y combinando babor y estribor. Se puede pescar con teasers o excitadores delante de el conjunto de señuelos.
El marlín Azul quiere mas profundidad pescándose por lo generas alrededor de picos o grandes subidas de agua que pasan drásticamente desde fosas de tres mil metros a quinientos o seiscientos metros, esas fuertes subidas son las deseables pues generan corrientes donde el pescado aprovecha para subir a comer, dependiendo de la zona podemos tener que navegar 40 o 50 millas para llegar a estos puntos o como en las islas volcánicas esta apenas a seis o siete millas, y en algún caso a apenas dos de la línea de costa, Para el Gran Azul se requiere mas velocidad, mínimo 8,5 nudos, aunque en zonas como cuba se llega a pescar a 11 y 12 nudos, preferiblemente 7 cañas  como deseable, tres por banda y uno por el centro, con mismas distancias que en el caso anterior e idéntica recomendación en cuanto a los excitadores.


Captura y suelta:
Como comentábamos con anterioridad el concepto o cultura de la liberación del pescado una vez vencido y abarloado al barco es una practica cada vez más común entre los pescadores de esta especie, una de las razones es que de este modo se garantiza la continuidad de la pesca de estos ejemplares en nuestras zonas, pues de no ser así cada vez se pescarían menos y afortunadamente y gracias a esta practica esto no ocurre. Aunque no somos los pescadores deportivos los que de ningún modo podemos hacer que peligre esta especie si podemos diezmar a los ejemplares que tienen la querencia de aparearse en unas zonas concretas. El concepto de la captura y suelta conlleva sustanciales cambios en el como realizar la pesca del marlín, pues para que el pescado salga del combate sano y salvo deberá sufrir el menor tiempo posible, pues muchas veces  los pescados mueren de puro agotamiento tras largas horas de combate, pero esos eran tiempos de H. Heminway, se de combates que han durado mas de diez horas .Hoy en dia se pesca con líneas de 80 a 130 libras, con grandes carretes y cañas de idénticas dimensiones y con leaders desde 300 libras hasta 500 libras. Una vez cantada la picada y tras el primer envite del picudo, será el skiper quien deberá facilitar en la medida de lo posible la rápida recuperación del sedal, muchas veces incluso haciendo marcha atrás para ir recuperando lo mas rápido posible.



De este modo se le ahorran grandes periodos de sufrimiento al pescado. Una vez cerca del barco es el mate o leaderman el que deberá asir con firmeza el líder, bien provisto de guantes especiales para tal fin, pues puede ser una misión peligrosa (es por eso por lo que se usan leaders tan gruesos, para facilitar la asistencia del mate). Se recogen los 9 metros reglamentarios de leader y se intentara desanzuelar con rapidez a la presa para posteriormente mantenerla junto al barco bien cogida por el pico mientras el barco navega a velocidad  mínima para que corra de nuevo el agua por sus branquias y el pescado se pueda ir reanimando y oxigenando, después de un par de minutos se libera definitivamente al pescado y este, si todo se ha realizado correctamente, podrá continuar sus andaduras sin mayor pesar.



Si el señuelo se traba y no hay modo de sacarlo del pico se deberá cortar el cable de acero que lo une al artificial y dejarlo a modo de piercing,  con el paso del tiempo o se corrompe el anzuelo o se cae del pico. Un problema serio es cuando el animal se embucha o traga el señuelo, si el anzuelo o los anzuelos se llegaran a clavar en el la garganta del animal prácticamente no habría solución para la liberación del pescado y habría que darle muerte inevitablemente, pero estos casos son los menos. Existen útiles que permiten lazar el pico del animal sin tener que estar arriesgándose el pescador o el marinero a una caída fortuita o a un mal golpe. Así como también debo avisar que jamás se coja el pico de un marlín a mano descubierta pues no es un pico forrado de piel lisa y agradable, es mas bien una lanza de fibra que con el movimiento corta, de modo que nunca se debería coger a mano descubierta por precaución y sentido común.


Concursos:
Se puede concursar  para la pesca de estos ejemplares en nuestras islas afortunadas. Ya que prácticamente en todas se realiza a lo largo de la temporada estival ( Julio a septiembre) algún campeonato de big game, destacando los campeonatos  de  la Gomera, Gran tarajal,  Puerto Calero, Marina Rubicon,  Pasito Blanco, Puerto Rico o Puerto del Rosario. Así como en nuestro país hermano Portugal en cualquiera de los 5 concursos  organizados por la asociación Big game club de Portugal, como son los campeonatos de Portimao, Madeira, Albufeira, Vilamoura, Azores. Debo decir que en ambos circuitos se recibe gratamente a multitud de visitantes nacionales o foraneos dispuestos a probar suerte y hay grandes barcos chárter a disposición de los mas valientes que se atrevan a probar fortuna. Personalmente debo decir que solo hay una cosa mas emocionante que pescar un marlín, y  eso es, pescar un marlín durante un campeonato.

Agradecimientos: Deseo agradecer a Pascual Dura y a Albert su colaboración ya que sin ellos este reportaje hubiera sido imposible de realizar, y recordar que en el año pasado fueron capaces en su barco El Audaz de capturar 12 grandes Marlins azules en el periodo estival navegando y pescando en Algarbe portugués, en Madira y en Tenerife, teniendo capturas y victorias en todos los campenatos en los que participaron, de nuevo gracias chicos por compartir experiencia y sabiduría.



Publicar un comentario